Orígenes

Canteras del Arenal comenzó su andadura en el sector de los áridos en el año 1962, de la mano de Eugenio Batán y Amado Enríquez, con la explotación denominada Arenal, en el lugar de Pena, perteneciente al ayuntamiento de Lalín, provincia de Pontevedra, para la extracción de piedra granítica, ante la ascendente demanda de este mineral, a la par que aumentaba la demografía en la zona.

Por aquel entonces se contaba con la ayuda de 5 empleados y como medios técnicos disponían de una machacadora de alimentación manual, perforadoras de mano y un sistema de vagonetas sobre raíles para el traslado del material. Los camiones se cargaba a mano.

Año a año, se fue ampliando el personal y los medios técnicos, primero una pequeña pala, luego una clasficadora de áridos…

Expansión

Transcurría el año 1971 cuando inicia sus trabajos de explotación en la cantera de Carrio, situada en el monte del mismo nombre, lugar de Val, también del ayuntamiento de Lalín. Es en esta época y hasta 1974 cuando se registra una mayor evolución técnica, consecuencia del gran volumen de trabajo que supone el plan de mejora de vías de comunicación entre Galicia y la Península.

En 1974 se integra en la sociedad Román Pedreira, empresario de la zona ligado al sector del transporte, y se constituye como sociedad limitada, pasando a denominarse Canteras de Arenal, SL, llegando a adquirir una gran cantidad de vehículos para hacer frente a la creciente demanda de material.

A lo largo del tiempo se continúa con el proceso de expansión, llegando en 1983 a montar una planta de hormigón, que por aquel entonces abastecía además de la Comarca del Deza, las áreas de Chantada, Monterroso, Ourense, A Estrada y Puente Ulla (planta que se vende a Corporación Noroeste en 1990).

La década de los ochenta fué una época de descenso de ventas, debido a la recesión económica y al aumento de competencia, lo que contribuyó a la búsqueda de nuevas alternativas en referencia a la calidad, y que lleva consigo que en 1986 se abra otro centro de trabajo en Melide – A Coruña, cantera que fue desde sus inicios un referente de calidad en áridos para aglomerados y hormigones, siendo en la actualidad una de las cuatro canteras de Galicia homologadas por ADIF, para el suministro de balasto en las vías del AVE. Esta cantera pasó en 1992 a formar la sociedad Canteras de Richinol, SL bajo la misma dirección.

loading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR